jueves, 22 de julio de 2021

TODO VA A ESTAR BIEN . TRAILER

Si nos visitas por tu celular/móvil/tablet te sugerimos girar la pantalla a horizontal o dar scroll down hasta el final y seleccionar la opción “ver versión de web” a fin de facilitar tu lectura. Gracias

Diego Luna presenta Todo va a estar bien y los motivos que lo llevaron a contar esta historia

Estreno 20 de agosto 

Si estás leyendo este mensaje significa que estamos a pocos días de compartir Todo va a estar bien con el público de México y el mundo. Son años de trabajo, de reflexión y risas, de compartir un viaje aleccionador acompañado de un equipo al que siempre llevaré en el corazón.

Todo va a estar bien, serie que produje y dirigí, sucede en la Ciudad de México y es una ‘dramedia’ que reflexiona sobre la idea de familia y las relaciones en la actualidad. Esta historia nace de una necesidad imperiosa de cuestionarnos la idea de la pareja perfecta, el amor romántico, la creación de una familia y la consolidación de todas las expectativas que uno pueda tener de una relación en un acto tan frio, institucional y contradictorio como a veces puede resultar el Mi vida entera se ha tratado de entender y asimilar las despedidas, las separaciones. Desde niño tuve que aprender a decirle adiós a la idea de tener una madre presente, después despedirme una y otra vez de los noviazgos largos o efímeros que me fueron construyendo desde la primera vez que en primaria le “llegué” a alguien. Fueron muchas las noches y fiestas en las que lloré la despedida de un grupo de trabajo, tanto en teatro como en cine y televisión, al cual seguramente consideraba ya parte de mi familia, relaciones fundamentales que terminaron siempre de forma abrupta en el último llamado o en la última función. Y es que parece que toda nuestra vida nos bombardean con ideales absurdos de relaciones imposibles y casi eternas, parejas para toda la vida y compromisos irrenunciables, pero nadie nos enseña a despedirnos, a decir adiós.

 

La familia es otra cosa, la familia es la posibilidad que tenemos de crear relaciones para toda la vida. Es el amor y el compromiso más longevo en nuestro paso por este mundo, ya sea entre padres e hijos, o madres y padres, o madres y madres, o padres y padres, o como a cada quien le acomode. Ahí tal vez sí cabe la trillada frase: hasta que la muerte nos separe. Esta serie cuestiona los roles de género, la idea de familia tradicional, que desea imaginar de formas distintas a las que se leen en los cuentos infantiles, familias que respondan a la complejidad de nuestra búsqueda por la felicidad.matrimonio.”

La serie toca temas que dan para discusiones eternas, cuestiona el matrimonio, las relaciones monógamas, el papel de los roles de género, la familia y sus múltiples facetas, las aspiraciones sociales, profesionales y políticas que nos mueven, que nos acercan y luego parecen crear distancias irreconciliables. Pero también se da a la tarea de soñar, de imaginar como dicen a los que más les creo, en la posibilidad de otros mundos y realidades distintas conviviendo en una respetuosa comunión. Todo a través de la representación ficticia de un mundo afín, siempre con humor. La única forma de hablar en serio.

 

Esta experiencia fue difícil, más allá de la complejidad implícita de contar una historia así —pensarla y escribirla fue un laboratorio y/o terapia que nos confrontó con nuestro prejuicios y nuestra propia historia—, tuvimos que salir a filmar en tiempos de Covid, pero eso nos obligó a ser creativos de formas inesperadas, a construir este sueño con herramientas nuevas, con estrategias no probadas y recursos extra limitados. El resultado fue mejor de lo que podíamos imaginar, y es que en momentos de crisis es la creatividad la que nos puede salvar. Yo agradezco haber trabajado con un equipo dispuesto a todo por contar esta historia. No la que podíamos contar si no la que deseábamos contar. Hoy presentamos una serie de la que todas y todos en este equipo podemos sentirnos orgullosas y orgullosos, una historia que no dé pena decir: sí, la hicimos nosotres.

 

Diego Luna 

LIBERTAD (LIBERTÉ )

Si nos visitas por tu celular/móvil/tablet te sugerimos girar la pantalla a horizontal o dar scroll down hasta el final y seleccionar la opción “ver versión de web” a fin de facilitar tu lectura. Gracias

Por Fabián Quezada León

 

Sinopsis: 
Poco antes de la Revolución Francesa, en algún lugar entre Postdam y Berlín, un trío de libertinos expulsados de la corte de Luis XVI buscan el apoyo del legendario duque de Walchen, un seductor y librepensador alemán. En un país donde reina la hipocresía y la falsa virtud, ellos tienen como misión expandir el libertinaje, una filosofía fundada en el rechazo a los límites morales y a la autoridad. 

Pero, sobre todo, buscan encontrar un lugar seguro para satisfacer sus placeres. Albert Serra dirige un filme donde el público se convierte en voyeur de varias postales sexuales nocturnas en un bosque, las cuales deconstruyen el concepto de lo prohibido a partir del erotismo, los sentidos y la moral.
 
Premios y festivales
2020 Premios Gaudí a Mejor Vestuario, Maquillaje y Peinado. Academia del Cine Catalán. | Selección Oficial de la sección Signatures. Festival Internacional de Cine de Róterdam. Países Bajos.  Selección oficial del Festival Black Canvas, México.
2019 Premio Especial del Jurado Una Cierta Mirada. Festival de Cannes. Francia. | Selección Oficial de la sección competitiva. Festival de Cine Europeo de Sevilla. España. | Selección Oficial de la sección CineMasters Competition. Festival de Cine de Múnich. Alemania. | Selección Oficial de la sección Les Nouveaux Alchimistes. Festival del Nuevo Cine en Montreal. Canadá.
 
Albert Serra
Banyoles, Comunidad Autónoma de Cataluña, 1975
 
Licenciado en Filología Hispánica y Literatura Comparada por la Universidad de Barcelona, tiene una obra conocida por su carácter transgresor, insurrecto y artístico que está en estrecho diálogo con la literatura. Ganó el reconocimiento internacional desde su primer largometraje, Honor de caballería (2006), presentado en Cannes.
 
Crítica
 
“Libertad cuestiona al que mira, cuestiona al fisgón que hay en nosotros. Albert Serra contrapone la luz a la oscuridad, así aquellas convenciones que rigen nuestro comportamiento pueden ser cuestionadas, o sinceradas”.
 
Extractos de un texto de Facundo Torrieri
Black Canvas, Festival de Cine Contemporáneo
2019

JUGUEMOS EN EL BOSQUE

Las figuras poco reconocibles de un grupo de nobles y sus lacayos vagan en el bosque en mitad de la noche. Uno a otro se hacen partícipes de un mercado de intercambio lúbrico. En medio de la oscuridad, del espacio del bosque que es tierra de nadie, al margen de la ciudad y de las reglas que rigen en ella, se comienza el relato con énfasis en el sado-hardcore.

A nivel de producción no aporta nada espectacular (ya ha habido quienes realizan las hazañas de la foto con casi nula iluminación) ya ha habido quienes aciertan plenamente en maquillaje y vestuario de la época por lo que podría decirse que cumple sin sobresalir.

En este juego que se plantea y que bien podría ponérsele el cartel de “bienvenido al rincón del voyeur “estos nobles prófugos tratan de vivir “sus apetencias” irrestrictamente por esa noche.

DE EXCRECIONES Y COSAS PEORES

El objeto de Serra claramente no es complacer a nadie y es más bien todo lo contrario. Tras de las promesas del contenido del trailer y la trayectoria de la cinta, la expectativa de lo que sucederá en pantalla se ve confrontada por una narrativa larga, lenta y obcecadamente repleta de escenas de vouyerismo visual y auditivo y la presentación de una amplia gama de excreciones que los personajes de una manera fría y hasta tediosa ejecutan al abrigo de la noche y el bosque. 

En medio de las sombras se da rienda suelta a un catálogo de “libertinajes” que no profundizan en el pozo del erotismo, sino que se quedan flotando, desafiando a la contención estomacal del auditorio. De una manera efectiva a quienes resisten la cinta se les hace partícipes de este “cruising” del siglo de la ilustración. Mas o menos el chozno del Tinder.

 

QUÉ FEO ES LLEGAR TARDE

La subersividad propuesta por Serra en el año de la pandemia carece por completo de frescura. Obviamente este siglo pretende colgarse epítetos que lo hagan parecer extravagante, aberrante, convulsionado, transgresor, pero la verdad sea dicha, estas definiciones demandan urgentemente un “refresh” tras de que en los años setentas saltaran a las pantallas obras como “Saló” o “Decamerón” de Pasolini y hasta la versión de Dorian Grey de Massimo Dallamanou u obras como “Vicios Privados, Virtudes Públicas” de Miklós Jancsó o hasta el controversial "Calígula" de Tinto Brass, donde la exposición de todas estas parafilias sexuales realmente hicieron estremecer al auditorio. 

En los 2000’s hemos visto ya de todo en todas partes y tal vez hoy por hoy el contenido sexual es lo que menos levantaría cejas, sino otros elementos de la cinta como el hecho de la contundente cosificación de todos los personajes con respecto a lo que los mueve a tener esa especie de representación de “orgifiesta campestre nocturna”

ESTAS RUINAS QUE VES

Helmut, ¿qué te pasó? El actor Austriaco Helmut Berger ha interpretado papeles con un ángulo de provocación y  fue un sex symbol muy audaz para su época de juventud. Pero como dice la canción: "el tiempo pasó y el árbol creció" y dejó atrás la frondosa era juvenil y como un recuerdo a sus andanzas regresa a encarnar a un licencioso Duque de Walchen que, consciente de los huéspedes del bosque, participa en su intríngulis erótico al permitirles montar su numerito de pásele a las casetas del vicio en la foresta. 

El Duque, obviamente en la decrepitud absoluta, viene a equipararse a un excéntrico reflejo de la rampante descomposición que el siglo XXI, con un orgullo molestamente inocente, enarbola como propia… sin saber que simplemente está reciclando vicios ya muy rancios.

CONCLUSIONES: EL VIAJE EN FAST TRACK DESDE LA ESPECTATIVA PASANDO POR EL DESAGRADO Y FINALIZANDO EN LA INDIFERENCIA

Serra usa la noche y cinematográficamente nos hace sus voyeurs hasta el punto que cada uno decida, o que su estómago lo permita. Pero, al ser absolutamente frío nocturno y oscuro de alguna manera salvaguarda los posibles efectos secundarios de estar viendo algo que va en fast track pasando de la expectativa al desagrado (ciertamente Serra no hizo esta cinta buscando agradar a nadie) pero la lentitud, la oscuridad y la sordidez desembocan en exceso que logra un desapego helado hacia todo lo que se acaba de ver consolidando una indiferencia, ya sea salvadora ya sea por hartazgo. Eso sí, libremente consensuada, en el espectador.

Director y Guion: Albert Serra.

Reparto: Helmut Berger (duque de Walchen), Marc Susini (conde de Tésis), Iliana Zabeth (Mademoiselle de Jensling), Laura Poulvet (Mademoiselle de Geldöbel), Baptiste Pinteaux (duque de Wand), Theodora Marcadé (Madame de Dumeval), Alexander García-Düttmann (conde Alexis Danshire).

País: Francia-Portugal-España-Alemania

Año: 2019

Género: Drama erótico

Duración 132 min

Clasificación: Adultos

Fotografía: Artur Tort.

Música: Marc Verdaguer y Ferran Font.

Producción: Pierre-Oliviere Bardet, Joaquim Sapinho, Albert Serra y Montse Triola.

Distribuidora: Zycra Films / Universidad de la Comunicación.